Agosto de 2017

Louis Berger hace todo lo posible por asegurar que, como organización global, adopta todas las medidas necesarias para garantizar que no se producen casos de de esclavitud ni de trata de personas en ninguna parte de nuestro negocio, y esperamos que nuestros socios empresariales hagan lo mismo. Todas las organizaciones que integran Louis Berger cumplen todas las leyes y normativas relacionadas con la prevención de la trata de personas, incluida la ley Modern Slavery Act de 2015 y las normativas federales sobre adquisiciones del gobierno de EE. UU. relativas a la lucha contra la trata de personas.

Louis Berger está presente en todo el mundo. Ofrecemos servicios de asesoría de ingeniería en regiones como Francia y África, Oriente Medio, Europa, Latinoamérica, Estados Unidos y Canadá. Louis Berger participa activamente en las cadenas de suministro a través de los proyectos que desarrolla en todo el mundo y de las actividades de adquisición que realiza día a día.

Louis Berger cuenta con un estricto programa de ética y conformidad que se describe en la página de ética y conformidad de nuestro sitio web en www.louisberger.com/es/about/compliance-ethics. Nuestro Código de conducta empresarial (el “Código”) está disponible para todos nuestros empleados, nuestros socios empresariales, nuestros clientes y el público. Nuestro Código establece de forma explícita la política de tolerancia cero de Louis Berger con respecto a la trata de personas. En el Código, Louis Berger “prohíbe la trata de personas en cualquier contrato con el sector público o privado”. La formación en el Código y su revisión son requisitos exigidos con regularidad a todos los empleados. En general, el Código de Louis Berger indica a los empleados lo que pueden hacer para aplicar nuestros valores. En Louis Berger, practicamos una cultura generalizada de concienciación y prevención en lugar de reacción, y por ello todos los equipos de Louis Berger tienen la responsabilidad de garantizar que no hay casos de esclavitud ni de trata de personas en las cadenas de suministro ni en ninguna parte del negocio.

Como parte de nuestro proceso de diligencia debida, nuestros equipos de operaciones, de conformidad y ética, legal y de adquisiciones colaboran estrechamente para garantizar que trabajamos con socios empresariales que comparten nuestra filosofía y nuestros valores éticos. Nuestro riguroso proceso de aprobación garantiza que los riesgos se identifican y que las alarmas se investigan de forma exhaustiva. Hasta la fecha, ninguno de los socios o intermediarios aprobados ha presentado ningún indicio de participar en posibles actividades de esclavitud y trata de personas.

Como organización internacional, somos conscientes de la importancia de supervisar el riesgo y de contar con controles eficaces. Por ello, uno de los factores que valoramos cuando empezamos a hacer negocios en una región es el lugar que esta ocupa en el Índice de Percepción de la Corrupción anual de Transparency International. Además, Louis Berger cuenta con una política sobre derechos humanos. Nuestras políticas reflejan nuestro compromiso de actuar de un modo ético e íntegro en todas nuestras relaciones de negocios, y de implementar y aplicar sistemas y controles eficaces para garantizar que no se producen casos de esclavitud y trata de personas en nuestras empresas y en nuestras cadenas de suministro.

Nos comprometemos a mejorar nuestras prácticas para combatir la esclavitud y la trata de personas y a garantizar que aumentamos sin descanso la concienciación e implementamos controles para impedir que se den.

D. James Stamatis, PE
Director ejecutivo / director general