Louis Berger está en duelo por la pérdida del que fue durante años uno de sus máximos dirigentes, director de la junta directiva e hijo del fundador de la empresa

Fredric S. Berger, hijo del fundador de la compañía y durante años, uno de los máximos dirigentes y director de la junta directiva.

WASHINGTON, D.C. – Louis Berger, una empresa de servicios profesionales con un nivel de facturación de 1.000 millones de dólares, anunció el fallecimiento el pasado 23 de abril de Fredric S. “Fred” Berger, hijo del fundador de la compañía y durante años, uno de los máximos dirigentes y director de la junta directiva. El Sr. Berger falleció a la edad de 67 años en el Hospital Sibley Memorial en Washington, D.C., tras una batalla de 18 meses contra el cáncer pancreático. 

En el momento de su muerte, el Sr. Berger actuaba como presidente emérito de Louis Berger, y anteriormente fue presidente de las operaciones de la empresa en EE.UU., donde fue responsable de la supervisión de los programas estratégicos y de desarrollo a largo plazo de la compañía. Continuó desarrollando un papel activo en la empresa durante su enfermedad, ayudando a marcar el comienzo de una nueva era de modernización y reestructuración dentro de la empresa, al tiempo que lideraba la consolidación global de la marca Louis Berger. También amplió las alianzas de la empresa en China, inmortalizadas en diciembre de 2014, con la firma de la ampliación del contrato de asociación con CHELBI, por 10 años más. En la actualidad, la asociación de 30 años de Louis Berger con HPDI ─ CHELBI es una de las asociaciones de mayor duración entre una compañía estadounidense y una china.

Desde que comenzó su carrera con una misión de tres semanas en 1972 que se convirtió en una aventura de tres años en Nigeria, el Sr. Berger permaneció activamente involucrado en las prácticas de desarrollo e ingeniería internacionales de Louis Berger. Durante su carrera, trabajó en cuatro continentes y gestionó proyectos en casi 70 países.

"A medida que trabajo en más países, más me reafirmo en mi convicción de que para que los ingenieros sean útiles en el siglo XXI, es necesario que tengan experiencia internacional y una perspectiva global", dijo Berger en una entrevista en 2009 en la Universidad Tufts, donde también trabajó dentro de la junta de supervisores.
Esta creencia serviría como hilo conductor en la carrera del Sr. Berger ya que dedicaría su vida para avanzar en la globalización dentro de los campos de la ingeniería y el desarrollo.

Su extensa participación en comités de asesoría de asociaciones industriales, educativas y gubernamentales ha ayudado a dar forma a una industria global en evolución. Fue distinguido por la Sociedad Americana de Ingenieros Civiles (ASCE) en 2007 con el Premio Personajes y Líderes Destacados (OPAL) por su destacada trayectoria en el campo de la gestión. El Sr. Berger sirvió de enlace entre el Comité de Actividades Internacionales de ASCE y el Comité Internacional del Consejo Americano de Empresas de Ingeniería (ACEC). También participó en el consejo consultivo del programa de construcción de capacidades de ASCE en Afganistán. Sirvió como vicepresidente en ACEC durante dos años y también jugó un papel activo en el comité de Premios a la Excelencia en la Ingeniería de ACEC.

En 2004, el Sr. Berger fue nombrado fideicomisario fundador de la Universidad Americana de Afganistán, la única universidad mixta, privada e independiente de Afganistán. Actuó como miembro del consejo asesor de la Universidad de California y de la Escuela de Relaciones Internacionales y Estudios del Pacífico de San Diego, y sirvió en el Consejo Asesor Internacional del Instituto de Paz de los Estados Unidos.

Durante su carrera, el Sr. Berger sirvió como presidente del Consejo de Ingeniería Internacional y de la Industria de la Construcción, donde encabezó una delegación a Japón para abrir oportunidades para las empresas estadounidenses
interesadas en participar en el programa de expansión de las infraestructuras japonesas. También trabajó en el Comité Asesor de Comercio Industrial en servicio del Departamento de Comercio de Estados Unidos y en el Comité Asesor del Banco de Exportación e Importación de África meridional. A nivel local, el señor Berger sirvió en la junta en la Escuela Maret, una escuela internacional en Washington, DC.

Ingeniero profesional registrado, el Sr. Berger obtuvo un master en ciencias de la ingeniería del Instituto de Tecnología de Massachusetts y una licenciatura en económicas de la Universidad Tufts.

Le sobreviven su esposa, Elizabeth “Betty” Brannan, sus hijos Sofia, Nathan, y Susana. Sofia Berger continúa con el legado familiar como representante de la tercera generación de ejecutivos de la empresa, siendo actualmente responsable de liderar las operaciones en América Latina y el Caribe.

El funeral será el lunes, 27 de abril a las 2 p.m. en el Templo Sinai en Washington, D.C. En lugar de flores, se pueden hacer donaciones en honor del señor Berger a la Universidad Americana de Afganistán en http://auaf.edu.af/giving/.

Louis Berger
Louis Berger es una empresa de servicios profesionales con un nivel de facturación de mil millones de dólares que ayuda a sus clientes a resolver sus retos más complejos en el ámbito de las infraestructuras y el desarrollo. Somos un socio de confianza para organismos gubernamentales nacionales, estatales y locales; instituciones multilaterales, y clientes industriales de todo el mundo. Centrados en las necesidades del cliente para ofrecer proyectos de calidad, seguros, rentables y con integridad, nos comprometemos a cumplir con nuestra promesa de proporcionar Soluciones para un mundo mejor.

Louis Berger opera en todos los continentes habitables. Tenemos una larga presencia en más de 50 países, donde nuestra compañía está representada por la experiencia multidisciplinar de cerca de 6000 ingenieros, economistas, científicos, gestores y especialistas en planificación.