Ampliación de la planta de tratamiento de aguas residuales de Baltimore para ayudar a restaurar la Bahía de Chesapeake

La Bahía de Chesapeake es el estuario más grande de América del Norte e incluye más de 150 ríos y arroyos que desembocan en la bahía. Aunque la salud de la Bahía de Chesapeake ha mejorado desde la década de 1970, la calidad del agua en la bahía y sus afluentes continúa viéndose afectada negativamente por el exceso de sedimentos y nutrientes.

Desafío
Las Instalaciones de tratamiento de agua a lo largo de la cuenca de la bahía de Chesapeake requerían mejoras a través del uso de tecnología avanzada para reducir la cantidad de nutrientes que fueron depositados en los afluentes y en última instancia, ayudar a restaurar la calidad del agua y mejorar la salud del ecosistema de la bahía.

Solución
El Departamento de Obras Públicas de la ciudad de Baltimore seleccionó a Louis Berger para apoyar la expansión de la planta de tratamiento de aguas residuales (EDAR) Back River de Baltimore como parte del Programa de la Bahía de Chesapeake, que tiene como objetivo restaurar la cuenca.

Louis Berger está desarrollando los servicios de gestión de construcción e inspección para:

  • Una instalación de eliminación de nutrientes renovada de 246 millones de dólares en la EDAR Back River para reducir los niveles de nitrógeno y fósforo.
  • Un proyecto global que aborde reformas de almacenamiento de lodos y la construcción de nuevos servicios afectados, incluyendo la coordinación de toda actividad relacionada con la construcción.
  • Rehabilitación de los tanques de sedimentación primaria de la EDAR.