Interior view of Channel Tunnel connecting UK and France
Conectando Inglaterra con Europa continental

El Túnel del Canal es un túnel ferroviario de 50.5 kilómetros (31.3 millas) que se encuentra debajo del Canal de la Mancha y que conecta al Reino Unido con la Francia. Es el tercer túnel ferroviario más largo del mundo, superado únicamente por el Túnel de Base de San Gotardo en Suiza y el Túnel de Seikan en Japón, y tiene la sección submarina más larga del mundo con 37.9 kilómetros (23.5 millas).

Desafío
Las ideas para un túnel que conecta Inglaterra y Francia existen desde principios del siglo XIX, pero no fue hasta la década de 1980 cuando los lideres británicos y franceses llegaron a un acuerdo sobre la construcción con fondos privados de un enlace internacional para todo tipo de condiciones meteorológicas. Los promotores fueron invitados a someter propuestas y una presentación por Channel Tunnel Group / France-Manche (que consta de cinco bancos y diez empresas de construcción), para diseñar y construir un sistema de túneles que podría acomodar tanto trenes convencionales así como servicios de transporte vehicular, fue seleccionada. Un proyecto de infraestructura de esta escala y complejidad, el más grande de Europa hasta la fecha, requeriría una gran innovación de ingeniería y una amplia financiación privada.

Solución
En 1987, Louis Berger fue contratada por el Consorcio de préstamos del Túnel del  Canal (Tunnel Channel Lending Consortium) para brindar servicios de asesoría técnica a los bancos colocadores. La tarea inicial fue analizar el contrato de construcción, las estimaciones de costos y otros documentos propuestos para identificar los riesgos potenciales y preparar un informe inicial a ser utilizado como base para negociar los documentos finales del contrato.

Con el aumento de las líneas de crédito y la sindicación de los préstamos, Louis Berger posteriormente entregó una revisión continua de los costos de construcción, un análisis de los trabajos en curso, y asesoramiento técnico a los bancos. Esto incluyó una evaluación continua de los riesgos, la evaluación de los requisitos de financiación y el monitoreo a alto nivel del progreso del proyecto, particularmente las instalaciones de la terminal, a lo largo de la duración del proyecto.

Las obras de construcción incluyeron un sistema de transporte de enlace ferroviario con dos túneles perforados de 7,6 metros (24,9 pies) de diámetro y un túnel de servicio separado, cada uno de ellos de aproximadamente 50 kilómetros (31 millas) de largo, además de complejos de terminales en cada extremo.

Terminado en 1994, el Túnel del Canal de la Mancha transporta trenes de pasajeros Eurostar de alta velocidad, el transbordador Eurotunnel para vehículos y camiones de carretera y trenes de carga internacionales. El viaje entre las terminales de Coquelles, Pas-de-Calais, Francia, y Folkestone, Kent, Inglaterra toma unos 20 minutos en tren de pasajeros y 35 minutos en vehículo de transporte. En el transcurso de 2015, se registró que 21 millones de pasajeros fueron recibidos en el túnel, además de 1,5 millones de camiones.