• Rendering of proposed design for A-66 Highway Access to the City of Oviedo, Spain

    Proposed

  • View of existing A-66 Highway Access into Oviedo, Spain

    Existing

  • Aerial view of existing versus proposed A-66 Highway Access into Ovieto, Spain

    Existing | Proposed

  • Aerial view of existing versus proposed A-66 Highway Access to the City of Oviedo, Spain

    Existing | Proposed

  • Illustrative Plan of A-66 Highway Access to Oviedo, Spain

    Illustrative Plan

Mejora de la movilidad protegiendo los tesoros urbanos

Ubicada aproximadamente a 12 millas al sur del Mar Cantábrico, Oviedo es la capital de Asturias, situado en el norte de España y es el centro administrativo y comercial de la región. Oviedo tiene una historia arquitectónica muy rica, con muchos edificios que se remontan a la época medieval.

Desafío
El acceso norte a Oviedo a través de la autovía A-66 crea una barrera entre los dos lados de la ciudad y causa una rotura en el trazado urbano, que incluye un elemento arquitectónico notable, la iglesia románica de San Julián de los Prados. Construida durante el reinado de Alfonso II (791-842), es una de las iglesias mejor conservadas de la ciudad y la zona arqueológica protegida que la rodea ofrece una importante zona verde urbana.  Sin embargo, el denso tráfico y la congestión de la carretera producen frecuentes atascos y mucha contaminación en la zona, mientras que la proximidad del monumento a la autovía pone en peligro la fachada de piedra al verse afectada por los gases perjudiciales de los coches. La mejora de las condiciones ambientales que rodean este acceso principal a la ciudad requiere una intervención que redirija el tráfico lejos de esta zona.

Solución
El Gobierno de Asturias encomendó a Louis Berger la tarea de proporcionar un nuevo diseño para la autovía A-66 que se integrara en el trazado urbano diseccionado de Oviedo respetando el medio ambiente. La solución propuesta contempla la reducción de altura de la superficie de la carretera y la cobertura de la sección que pasa cerca de la Iglesia de San Julián de los Prados. De este modo, se creará una nueva zona urbana que resaltará la iglesia y sus alrededores, y a la vez actuará como un conector entre las zonas residenciales ahora divididas por la autovía. El proyecto además incluye el diseño de una rotonda estructurada en tres niveles que mejore la fluidez del tráfico en un cruce actualmente muy congestionado.