• Mill Brook, South Valley Stream

    Courtesy of Perkins Eastman/BFJ Planning | Louis Berger

  • View looking north from Rosedale Road Bridge to edge of Brook Road Park

    Courtesy of Perkins Eastman/BFJ Planning | Louis Berger

  • Aerial view of the proposed Path restoration, South Valley Stream

    Courtesy of Perkins Eastman/BFJ Planning | Louis Berger

  • Proposed Living shoreline plan at the Path, South Valley Stream

    Courtesy of Perkins Eastman/BFJ Planning | Louis Berger

  • Green Acres Mall Substation, South Valley Stream

    Courtesy of Perkins Eastman/BFJ Planning | Louis Berger

  • Brook road park, South Valley Stream

    Courtesy of Perkins Eastman/BFJ Planning | Louis Berger

Reconstruyendo una comunidad South Valley Stream más resistente en Nueva York

A principios de agosto de 2011, el Estado de Nueva York sufrió tres incidentes atmosféricos graves en el lapso de un año. El huracán Irene, la tormenta tropical Lee y la tormenta Sandy causaron estragos en el Estado, y estos accidentes atmosféricos extremos constituyeron un llamamiento a la inmediata necesidad de reconstruir comunidades más resistentes.

Desafío
South Valley Stream en el Condado de Nassau, Nueva York, es vulnerable a las inundaciones provocadas por las mareas y las precipitaciones de tormenta debido a varios arroyos que se extienden dentro de la comunidad. Durante la tormenta Sandy, la oleada de la tormenta causó inundaciones que se intensificaron aún más por la acumulación de agua de lluvia. Como resultado, más de 1.000 propiedades residenciales y comerciales resultaron dañadas. South Valley Stream resultó vulnerable a las inundaciones debido a un aumento de la escorrentía de aguas pluviales, la insuficiente capacidad del sistema de drenaje y el potencial del aumento de las inundaciones costeras. 

Solución
Como parte del Programa de Reconstrucción de la Comunidad Creciente de Nueva York establecido por la Oficina del Gobernador para la Recuperación tras la Tormenta (GOSR), Louis Berger ayudó a desarrollar un plan que ofrece un enfoque integrado de la capacidad de resistencia que incluye la gestión de inundaciones en la comunidad de South Valley Stream. Este plan incluye varias estrategias de resiliencia sostenibles y rentables para:

  • Gestionar el flujo de las mareas y retener las aguas pluviales.
  • Mejorar el hábitat natural y las costas vivas.
  • Reforzar la red de energía, incluyendo las microrredes.
  • Fortalecer la comunicación y la coordinación.
  • Mantener y mejorar la viabilidad económica.

El plan de resiliencia fue reconocido y galardonado como "Mejor Uso de la Infraestructura Verde" por la GOSR por el uso de estrategias de resiliencia ecológicas para mejorar la protección de las costas, como una vía en terrazas, elementos de control de erosión y sedimentos, pavimentos permeables, bioretención con vegetación viva en la orilla y señalización educativa junto con unos nuevos y mejores espacios comunitarios abiertos y acceso al litoral, nuevas y mejoradas conexiones peatonales en el vecindario y hábitats terrestres y acuáticos mejorados.