• Washington Monument with scaffolding in 2013
  • Washington monument
  • aerial view of the Washington Monument
  • Washington monument under repair
  • Washington monument undergoes earthquake damage repairs

    Photo by Colin Winterbottom | © Trust for the National Mall

  • Washington Monument with scaffolding

    Photo by Colin Winterbottom | © Trust for the National Mall

  • Washington monument under repair

    Photo by Colin Winterbottom | © Trust for the National Mall

  • Washington monument with scaffolding in 2013

    © Ron Cogswell

  • Washington monument under repair

    © Ron Cogswell

  • Washington monument under repair

    © Ron Cogswell

  • scaffolded pyramidon of Washington Monument

    Photo by Colin Winterbottom | © Trust for the National Mall

  • scaffolded Washington Monument during earthquake repairs

    Photo by Colin Winterbottom | © Trust for the National Mall

Monumento nacional reparado reabre al público

Construido en honor a George Washington, el primer presidente de los Estados Unidos, el monumento a Washington es un obelisco de piedra que se encuentra en el National Mall en Washington D. C. Se completó en 1884 y, con poco más de 555 pies, es la estructura de piedra más alta del mundo.

Desafío
El 23 de agosto de 2011, el monumento fue dañado por un terremoto de magnitud 5,8. La parte superior del monumento, conocida como piramidión, fue la que resultó más dañada. En el resto del monumento también sufrió daños la mampostería en los cuatro lados.

Solución
Louis Berger, junto con Hill International, fue elegido por el Servicio de Parques Nacionales para proporcionar servicios de gestión de la construcción durante el proceso de reparación.

El Servicio de Parques Nacionales encargó que las reparaciones se hiciesen de diversas maneras:

  • Los fragmentos sueltos fueron fijados con adhesivos y anclajes perforados en la parte trasera de las piedras.
  • Las piedras que faltaban fueron rellenadas con piezas de exacto tamaño y reforzadas con mortero y varas.
  • Las grietas se rellenaron con adhesivos a base de epoxi y a continuación fueron rociados con polvo de piedra caliza para ocultar las grietas.
  • El mortero de cal dañado fue retirado y reemplazado para que el agua pudiera fluir fuera del monumento en lugar de quedar retenida en las piedras.

El icónico monumento nacional, que fue vallado con andamios y cerrado al público durante las reparaciones, reabrió sus puertas en mayo de 2014.